Informacion

Cómo decorar la comida de los niños

Cómo decorar la comida de los niños

Ideas para hacer con que la presentación de un plato de comida sea más atractiva a los niños

Ver

Una idea creativa para decorar la comida de los niños es este pincho em forma de seta, realizado con huevos de cordoniz cocidos y tomates cherry. Para elaborarlo, solo tienes que cocer los huevos y luego pincharlos con un palillo. Luego, cortar los tomates por la mitad y pinchar cada una de ellas al palillo, tras el huevo. Una receta fácil y original para la comida a la cena de los niños.

Una ensaladilla rusa no podrá ser más atractiva para los niños como la que les proponemos. Esta ensalada tiene forma de tortuga, con la cabeza de huevo y las patas hechas con trozos de salchicha. ¡Muy divertido!

¿A que este plato recuerda a la niña del cuento 'Ricitos de Oro'? Se puede presentar la comida de los niños con esta simpática carita. Solo necesitarás de pasta fusili, una hamburguesa de carne blanca, trozos de aguacate para las gafas, algunas aceitunas y poco más. ¿Te animas?

Para este creativo y original plato, solo necesitarás huevos cocidos, trocitos de pimentón rojo, champiñones (puedes usar patatas cocidas si preferís), algunas hojas de lechuga, y clavos de la india. ¡Les va a encantar a los niños!!

Anima la ensalada de los niños con esta decoración de cara y así seguro que tus hijos se animarán a probar la verdura sin quejarse.

Para los niños a los que no les gustan las verduras te proponemos esta bonita decoración en forma de mariposa con rodajas de rabanito, huevo y pepino. Ideal para que coman de todo sin protestar.

Dale un toque romántico y especial a las tortitas dibujando con kétchup un corazón. Si son tortitas dulces, puedes decirles a los niños que utilicen sirope o mermelada de fresa.

¿Ratones en la ensalada de los niños? No, son dos huevos cocidos, disfrazados de ratones y dispuestos por encima de hojas de lechuga con tomate.

Transforma la merienda de los niños en una aventura con esta idea de decoración. Lonchas de queso, jamón y ketchup dan forma a un simpático búho sobre una rebanada de pan de molde.

Un simpático payaso en el plato de los niños gracias a esta bonita idea para decorar con comida. Sólo con verdura como tomates, lechuga o pepino puedes componer un bonito plato.

Para esta merienda solo hace falta una tortita, chocolate, plátano, fresa y cereza. Disponerlas en un plato, como se ve en la foto, y luego dibujar con trocitos de plátano los ojos, la boca con chocolate, la nariz con fresa, y cerezas para terminar de decorar esta simpática carita.

Cuanto más divertida sean los platos de comida, más comerán los niños. Si deseas que tu hijo coma ensalada, una forma de hacerlo es crear un coche con mazorcas de maíz. Disponer un huevo de codorniz con una aceituna, y unos trozos de zanahoria para los faros.

Un huevo relleno también se puede tomar a la hora del té...sólo necesitas una galletita salada para hacer el asa y tendrás una sencilla y bonita decoración para la comida de los niños.

Anima la merienda de los niños con esta divertida receta de sándwich. Dispón una loncha de queso, usa unas ramitas de apio para hacer la cuadrícula. Los rábanos serán los círculos y los pimientos las cruces de este juego comestible.

Una sencilla y nutritiva ensalada para 'quitar el hipo' a los niños. Hay que hacer el cuerpo con un huevo y después la cabeza con un tomate. ¡Muy atractiva!

Un gusano de lo más nutritivo para los niños. Alternar pequeñas rodajas de pepino con hojas de rúcula para hacer el cuerpo del gusano. Luego, con dos tomates 'cherry' y palitos de apio se hacen las antenas, y con aceitunas los ojos. Un plato muy original.

Con una rebanada de pan, pepino picado, unos trozos de aceituna, además de tomate 'cherry' y una loncha de queso, se podrá montar este atractivo plato de comida para los niños.

Decorar este plato es muy fácil y luce muchísimo. Disponer una pequeña tortilla de huevos en el centro del plato, rodearla con patatas fritas y ensalada de pepino con tomate, y decorarla como si fuera una carita, con pepinos, una rodaja de puerro, aceitunas y algo de tomate. Así de fácil.

Con rodajas de salami, aceitunas, pimiento, queso y tomate, se puede montar esta divertida pizza para los niños. Una carita ¡muy graciosa!

La fruta es uno de los alimentos que menos gustan a los niños, por eso puedes decorar esta sandía con una cara muy intelectual y graciosa para divertir a los niños.

Este atractivo abanico está hecho con crepes rellenas y cubiertas con mermeladas y trozos de fresas, adornadas con nata, fideos de colores y azúcar glas.