Niños pequeños

Fomentar el buen comportamiento: 15 consejos

Fomentar el buen comportamiento: 15 consejos

Cómo fomentar el buen comportamiento en su hijo

Un enfoque positivo y constructivo suele ser la mejor manera de guiar el comportamiento de su hijo. Esto significa prestarle atención a su hijo cuando se comporta bien, en lugar de simplemente aplicar consecuencias cuando hace algo que no le gusta.

Aquí hay algunos consejos prácticos para poner en práctica este enfoque positivo.

Consejos para el buen comportamiento.

1. Sea un modelo a seguir
Use su propio comportamiento para guiar a su hijo. Su hijo lo observa para obtener pistas sobre cómo comportarse, y lo que hace a menudo es mucho más importante que lo que dice. Por ejemplo, si quiere que su hijo diga "por favor", dígalo usted mismo. Si no quiere que su hijo levante la voz, hable en voz baja y suavemente.

2. Muéstrele a su hijo cómo se siente.
Decirle honestamente a su hijo cómo le afecta su comportamiento lo ayuda a ver sus propios sentimientos en los suyos. Y si comienza oraciones con 'I', le da a su hijo la oportunidad de ver las cosas desde su perspectiva. Por ejemplo, "Me estoy enojando porque hay tanto ruido que no puedo hablar por teléfono".

3. Atrapa a tu hijo siendo "bueno"
Cuando su hijo se está comportando de la manera que le gusta, dele comentarios positivos. Por ejemplo, 'Wow, estás jugando muy bien. Realmente me gusta la forma en que mantienes todos los bloques sobre la mesa '. Esto funciona mejor que esperar a que los bloques se estrellen contra el piso antes de que te des cuenta y digas: 'Oye, para eso'.

Esta retroalimentación positiva a veces se denomina elogio descriptivo porque les dice a los niños específicamente lo que están haciendo bien. Intenta hacer seis comentarios positivos por cada comentario negativo. Y recuerde que si los niños pueden elegir entre no recibir atención o atención negativa, a menudo buscarán atención negativa.

4. Baje al nivel de su hijo
Cuando te acercas a tu hijo, puedes sintonizar con lo que él podría estar sintiendo o pensando. Estar cerca también lo ayuda a enfocarse en lo que estás diciendo sobre su comportamiento. Si está cerca de su hijo y tiene su atención, no necesita hacer que lo mire.

5. Escucha activamente
Para escuchar activamente, puede asentir mientras su hijo habla y repetir lo que cree que está sintiendo. Por ejemplo, 'Parece que te sientes realmente triste porque tus bloques se cayeron'. Cuando hace esto, puede ayudar a los niños pequeños a sobrellevar la tensión y las grandes emociones como la frustración, lo que a veces conduce a un comportamiento no deseado. También los hace sentir respetados y consolados. Incluso puede difundir posibles berrinches.

6. Cumple tus promesas
Cuando cumple sus promesas, buenas o malas, su hijo aprende a confiar y respetarlo. Ella aprende que no la decepcionarás cuando le hayas prometido algo bueno, y también aprende a no intentar cambiar de opinión cuando le hayas explicado una consecuencia. Entonces, cuando prometa salir a caminar después de que su hijo recoja sus juguetes, asegúrese de tener a mano sus zapatos para caminar. Cuando diga que saldrá de la biblioteca si su hijo no deja de correr, prepárese para irse de inmediato.

7. Crear un ambiente para el buen comportamiento.
El entorno que rodea a su hijo puede influir en su comportamiento, por lo que puede darle forma al entorno para ayudarlo a comportarse bien. Esto puede ser tan simple como asegurarse de que el espacio de su hijo tenga muchas cosas seguras y estimulantes para que juegue. Asegúrese de que su hijo no pueda alcanzar cosas que pueda romper o que puedan lastimarlo. Parece muy divertido jugar con sus gafas: es difícil para los niños recordar no tocarlas. Reduzca la posibilidad de problemas manteniendo los objetos de valor y los objetos de valor fuera de la vista.

8. Elige tus batallas
Antes de involucrarse en cualquier cosa que su hijo esté haciendo, especialmente para decir 'no' o 'parar', pregúntese si realmente importa. Al mantener las instrucciones, solicitudes y comentarios negativos al mínimo, crea menos oportunidades para conflictos y malos sentimientos. Las reglas son importantes, pero úselas solo cuando sea realmente importante.

9. Sé firme sobre las quejas
Si cedes cuando tu hijo se queja por algo, puedes entrenarlo accidentalmente para quejarse más. 'No' significa 'no', quizás no, así que no lo digas a menos que lo digas en serio.

10. Mantenga las cosas simples y positivas.
Si da instrucciones claras en términos simples, su hijo sabrá lo que se espera de él, por ejemplo, 'Por favor, tome mi mano cuando crucemos la calle'. Y las reglas positivas suelen ser mejores que las negativas, porque guían el comportamiento de su hijo de manera positiva. Por ejemplo, 'Por favor, cierre la puerta' es mejor que 'No deje la puerta abierta'.

11. Dele a los niños responsabilidad y consecuencias
A medida que su hijo crezca, puede darle más responsabilidad por su propio comportamiento. También puede darle la oportunidad de experimentar las consecuencias naturales de ese comportamiento. No tienes que ser el malo todo el tiempo. Por ejemplo, si es responsabilidad de su hijo empacar para una pijamada y ella olvida su almohada favorita, tendrá que arreglárselas sin ella por la noche.

En otras ocasiones, es posible que deba proporcionar consecuencias por un comportamiento inaceptable o peligroso. Para estos momentos, es mejor asegurarse de haber explicado las consecuencias y de que su hijo las haya aceptado de antemano.

12. Dilo una vez y sigue adelante
Si le dice a su hijo qué hacer, o qué no hacer, con demasiada frecuencia, podría terminar desconectándose. Si desea darle una última oportunidad de cooperar, recuérdele las consecuencias de no cooperar. Luego comienza a contar hasta tres.

13. Haz que tu hijo se sienta importante
Dele a su hijo algunas tareas simples o cosas que pueda hacer para ayudar a la familia. Esto la hará sentir importante. Si puede darle a su hijo mucha práctica haciendo una tarea, mejorará, se sentirá bien al hacerlo y querrá seguir haciéndolo. Y si le felicitas por su comportamiento y esfuerzo, ayudará a desarrollar su autoestima.

14. Prepárate para situaciones desafiantes
Hay momentos en que cuidar a su hijo y hacer las cosas que necesita hacer será complicado. Si piensa en estas situaciones desafiantes de antemano, puede planificar las necesidades de su hijo. Déle una advertencia de cinco minutos antes de que necesite que cambie sus actividades. Hable con él sobre por qué necesita su cooperación. Luego está preparado para lo que esperas.

15. Mantener el sentido del humor.
A menudo ayuda mantener la vida cotidiana con niños ligeros. Puedes hacer esto usando canciones, humor y diversión. Por ejemplo, puedes fingir ser el monstruo de cosquillas amenazante que necesita que recojan los juguetes del piso. El humor que los hace reír a ambos es genial, pero el humor a expensas de su hijo no ayudará. Los niños pequeños se lastiman fácilmente por las burlas de los padres.

Idiomas distintos al inglés

  • Árabe (PDF: 141kb)
  • Dari (PDF: 135kb)
  • Karen (PDF: 111kb)
  • Persa (PDF: 146kb)
  • Chino simplificado (PDF: 141kb)
  • Vietnamita (PDF: 97kb)

Ver el vídeo: Técnica de la tortuga para educar niños y cambiar la mala conducta (Septiembre 2020).